NOTICIAS

San Isidro 2003: Excelente corrida según la prensa

viernes, 25 febrero 2011
La prensa, unánime, califica de excelente el encierro de Victorino de San Isidro 2003

LA CORRIDA DE LA FFERIA


Mundotoro, 07.06.03.

Victorino formó un lío muy gordo. Una escandalera, un hiperfiestazo. Sólo Victorino. Triunfó a golpe cantado, como los toreros de antes, en una tarde en la que se le iba a exigir. Triunfo que significa un balón de oxígeno para la Fiesta, tan cojitranca últimamente, tan necesitada de algo evidente. Además, ha sido un triunfo esclarecedor: el público ha sabido disfrutar de las embestidas de cinco toros sin necesidad de que hicieran grandes alardes en el caballo. Los toros reivindicaron el toreo por abajo, el toreo largo y de poder. Reivindica el último tercio, el de los grandes éxitos. La muleta le debe hoy un monumento a esta corrida. Comparada ésta con la de hace 21 años (Con Esplá en el cartel) aquella fue una graciosa y esta, sí, la corrida del siglo.

Con una corrida de impecable e implacable presencia, cinco de seis toros se declararon bravos desde el último cambio de tercio. Uno, el primero, manejable al menos por el pitón derecho. El segundo, excepcional ,para el que se pidió la vuelta al ruedo. El cuarto, un toro de nota: notable por el pitón derecho y con un gran pitón izquierdo. El quinto de embestida suave, despaciosa y humillada y el sexto un torrente en la muleta. También se pidieron honores en arrastre para él. Sólo el tercero, reponiendo sobre las manos con peligro, fue la voz desafinada de un gran discurso. C.R.V.



ÁNGEL Y DEMONIO


El País, 08.06.03. Al final, saludó el mayoral de la ganadería, y el respetable se divirtió, que no es poco, aunque no hubo puerta grande como mandaba la lógica, ni se redimió la fiesta de los toros con esta corrida en la que hubo de todo, aunque no invalidez ni falta de casta. Antonio Lorca.



LA GRAN LECCIÓN DE VICTORINO


ABC, 08.06.03. Qué gran lección de Victorino Martín con una corrida inolvidable, lustrosa, imponente y de irreprochable trapío, noble y brava, con fijeza y temple, entera y verdadera. Una corrida que se pasa de pitón a pitón al escalafón ganadero al completo, a todos los filibusteros, a los de la primavera que enverdina, como si en las fincas de Victorino no hubiese primavera ni hierba ni lluvias… Toros como Dios manda, que es la base para presentarse a Madrid; toros para consagrarse en figura del toreo, para reeditar la mágica tarde del 82; toros en definitiva, con mayúsculas, sin más tonterías; toros para hacer olvidar en parte un San Isidro bochornoso, infumable. A Victorino lo midieron ayer hasta el final, como la gran figura que es, probablemente, el mejor ganadero de la historia. Entonces, a la muerte del último, al que se le negó una vuelta al ruedo en el arrastre de premio al conjunto, estalló una ovación que empujó al mayoral al tercio. Zabala de la Serna



VICTORINO ENCUMBRA UNA FERIA HORRIBLE


El Mundo, 08.06.03. Esto se acabó. Y ha terminado como las buenas comedias o los buenos dramas, en punta: con una excelente corrida de Victorino Martín… Llega Victorino Martín y todo está arreglado… Cinco de seis. La regularidad de los toros de Victorino Martín no puede ser mayor. La Feria había discurrido entre el fraude ganadero y la vulgaridad de los toreros, pero el último cartucho, la corrida de Victorino, salvó los muebles. De funcionar las espadas de los de luces, podría haberse reeditado la conocida como la ‘corrida del siglo’, en la que salieron a hombros los tres toreros y el propio ganadero en 1982. Javier Villán.



UNA FERIA DE SAN ISIDRO POR SEIS ‘VICTORINOS’


La Razón, 08.06.03. Victorino Martín y su hijo, que también aporta su sapiencia, recibieron una merecidísima ovación al ser arrastrado el sexto de sus toros. Una corrida encastada y brava, que son dos cosas distintas que cuando se juntan sube el nivel de la Fiesta a cotas insospechadas. Si además son capaces de echar un toro noble como el cuarto, derriban los tabús que dicen que el toro apto para la lidia artística no debe tener exceso de casta. Pues ese poseía las dos cualidades. Corrida de toros para que sus matadores compraran cortijos. Esos toros buenos son los que los elegidos nunca jamás dejan escapar. Juan Posada.


UN COMPLETO ENCIERRO DE VICTORINO CIERRA EL CICLO


EFE, 07.06.03. Apoteósico final de San Isidro, traca torista, por el emocionante juego de los toros de Victorino Martín, la corrida más completa del ciclo, en la que sólo Luis Francisco Esplá cortó una oreja, en tanto El Cid y Robleño perdían más trofeos por sus malas espadas. Juan Miguel Núñez.


LA GRAN CORRIDA DE VICTORINO MARTÍN


WWW.ANDALUCIA.NET/JADELMORAL 07.06.03. No fue la corrida del perdón ni del remedio para la imperdonable e irremediable feria pero sí una gran corrida de toros por todos los conceptos: presencia, potencia, esencia y nobleza. Un corridón de toros que nos devolvió a la afición perdida durante el interminable ciclo y la ilusión por seguir amando la Fiesta. Victorino Martín sabe casi siempre lo que se trae entre manos y en esta ocasión más. José Antonio del Moral.


EXCEPCIONAL VICTORINADA Y CIERRE DE LA FERIA


GRUPO CORREO 07.06.03. Fue la mejor corrida de Victorino en Las Ventas en mucho tiempo. Pudieron haber salido a hombros todos: los tres toreros y el ganadero. Barquerito.



VICTORINO, REY DE SAN ISIDRO


6TOROS6 10.06.03. La fortísima ovación final que desde el tendido recibieron Victorino Martín, padre e hijo, y, desde el ruedo, el mayoral de la ganadería, explica perfectamente el desarrollo de la última corrida de San Isidro. Esa ovación, sincera y espontánea, venía a reconocer el juego de los toros, su bravura y raza, su calidad y emoción, además de las posibilidades de éxito que todos excepto el tercero brindaron a los toreros. Una corrida impresionante, completísima, con un toro – el segundo- excepcional, y con otro, -el sexto- soberbio… Gran éxito, pues, de Victorino Martín, coronado por votación popular rey de San Isidro. José Luis Ramón.



Fotografía: Alberto Simón (6TOROS6)

NUESTRAS ACTIVIDADES

Icono del vehículo de las visitas de turismo
Icono de una copa de vino
Icono de la silueta de una cabeza de caballo